¡Bienvenida a tu nueva vida!

Ayudo a pequeñas empresarias, con las tareas administrativas del negocio.

Para que puedan centrar sus esfuerzos en el mismo.

¿Te sientes identificada en alguna de estas situaciones?

No tengo tiempo

Si no dispones de tiempo, no puedes poner foco en la estrategía, para que tu negocio pueda crecer fuerte y sano.

No me da la vida

Sientes que tienes que estar 24/7 presente en tu negocio y aún así no llegas. No estas consiguiendo el estilo de vida que sueñas y te mereces.

Modo Bombera

Te sientes como una BOMBERA, apagando fuegos todo el día. Sin poder centrarte en el negocio, en lo que te motiva y que es por lo que decidiste emprender.

Esto es un caos

Pierdes el CONTROL y el FOCO de tu negocio y de tu vida. No consigues organizarte y dejar el espacio suficiente para ti, tu familia y tus amigos.

Nadie me entiende

No tienes con quien compartir tus INQUIETUDES y PROBLEMAS del mundo del emprendimiento. Sientes que nadie comprende tus retos y sueños de negocio.

Necesitas + Clientes

Quieres y necesitas un negocio rentable, pero ya no tienes tiempo para dedicarle a la busqueda de CONTACTOS Y CLIENTES.

La Solución

¡Delega todas las tareas que te roban tiempo y vuelve a recuperar la ilusión por tu emprendimiento!

Como Asistente Virtual, te ayudo, con las tareas más repetitvas y recurrentes, que sonsumen mucho tiempo. Pero ques son necesarias para el funcionamiento de la empresa. (Ver página Asistente Virtual, Community Manager) Aportando tranquilidad, organización y planificación para qué tu puedas poner foco en tus metas.

¿Cómo vamos a trabajar?

  • Primero tendremos una consulta gratuita para valorar si podemos trabajar juntas. Necesito que me cuentes sobre tu proyecto, tus necesidades y tus objetivos. Estos servicios son exclusivo y solo para unos pocos clientes. Demanda mucho tiempo y dedicación y cuando me comprometo con un nuevo cliente lo doy todo.
  • Sí puedo ayudarte, acordaremos una segunda reunión en la que te presentaré una propuesta que será flexible, para que seas tú quien decide hasta donde quieres y puedes delegar tus tareas.
  • Si la propuesta te encaja, firmaremos un contrato para hacer nuestra relación formal.
  • A partir de ese momento será cuando empiece a trabajar. Primero revisaré la situación actual, como mejorar la organización de las tareas, mientras comienzo a gestionarlas.